10 may. 2014

Advertencia al "Hippie-Vegan-Pro-Pueblos-Originarios-porquePobres-VenimosdeEllos"

Si un urbano clase-mediero profesional (como yo) me vuelve a decir con los ojos llorosos: "admiro a los pueblos originarios, representan la verdad de nuestros pueblos", lo golpearé, pero fuerte eh!

Pongamos algo en claro: hablamos la lengua del conquistador; el conquistador nos dice con sus diccionarios y reglas cuando hablamos bien y mal; las editoriales del conquistador imprime nuestros libros y nos dan premios de literatura; tenemos consumos culturales del conquistador; queremos parecernos al conquistador; despreciamos la belleza indígena y queremos la belleza blanca europea; llevamos en la sangre, la sangre de quien derramó la sangre de quienes decimos representar; somos admiradores ciegos del continente de conquistadores; llevamos los apellidos del conquistador; nuestras tierras se llaman con nombres de "asesinos de indios"; tenemos más sensibilidad con un turista europeo que con un indígena pidiendo en la calle.

Entre ser un imbécil que genera exotismo, hippismo pelotudo y "reivindicación" desde la otredad y ser una persona (que entiende que responde mucho más a los parámetros de dominación del conquistador pero que aún así) respeta y proclama a lxs indígenas como propietarios originarios de esta tierra hay una diferencia enorme que muchos pasaron por alto.

Esa hiper-esencialización ridícula hace que los propios sujetos que "admirás" se sientan tan conectados con vos como con Macri.
  
Así nos fue con exotizar al malevo y al tango, ahora tenemos un híbrido inmundo que se llama “tango for export”, que sólo sirvió para agregar una categoría más al mundial de tango y para venderle algo más a los extranjeros.

Hagámonos cargo del muerto que tenemos encima y pensemos en estrategias reales de contra-poder, porque esto de andar hablando pelotudeces no te sirve a vos, no me sirve a mí y mucho menos a los indígenas a los que ensalzás que se siguen cagando de hambre en el norte, en el sur, en el oeste y en el este (al igual que muchos no-indígenas a los que aún no sabés como "otredizar", esencializar y exotizar tan exitosamente).