18 sept. 2012

Sobre los "hechos políticos" y sus variadas (como mínimo dos y bien contrapuestas) significaciones en la actualidad


Que sigamos insistiendo en lo muy perversamente manipuladores de información que son los medios, me hace creer que en el fondo se sigue creyendo que podrían no serlo… creyendo que podría existir una verdad impoluta, caracterizada por la mayor de las veracidades existentes, sobre la que nadie, ni amigos ni enemigos, no oficialistas ni la “corpo”, ni gorilas ni orangutanes o simios a granel, tuvieran dudas o desacuerdos.
Es como negarnos a aceptar que el  Estado Nación se instauró haciéndonos creer que su historia “oficial” era “la historia” y que "los hechos que narraba eran exactamente los hechos que habían acaecido, los que no tenían posibilidad de criticarse, los ciertos, los reales".

En el fondo insistir en lo mucho que miente asquerosamente “Clarín” o en lo vergonzosamente parcial que es “6, 7, 8” es seguir creyendo que podrían no serlo (pensando quizás en algún “bien común” que quisiéramos que los medios conformen), es seguir creyendo que la parcialidad informativa estratégica no es precisamente una de las características más inherentes al rol de los medios de comunicación en los capitalismos democráticos.

Seguir apelando a este discurso es insistir en una neutralidad que ya hemos dicho NO EXISTE. Yo sé: Es una pena que así sea porque nos arrastra a todxs a reconocer que siempre estamos tomando parte, siempre estamos eligiendo de qué lado estar, nunca estamos en “la cómoda y neutral postura real”.
Sí, los medios juegas con los titulares; sí, editan las entrevistas para recortar las ideas del entrevistado a favor de reforzar la que se quiere transmitir; sí, usan archivos descontextuados, y sí, eligen qué temas tratar para reforzar, construir y modificar la agenda pública. De un lado y del otro. Y mientras todo esto sucede, parece que nosotrxs siguiéramos esperando que no hagan aquello para lo que fueron hechos: contar la versión de la historia que le es funcional a sus intereses.