11 sept. 2011

El caso de la entreguista reaccionaria: La machista anti-revolucionaria. 5º post de ira feminista

No sé si hay machista más deleznable que la CARNERA de GÉNERO.


Esa dama que, a pesar de pertenecer al mismo gremio de género que otras miles de mujeres, decide pasarse al equipo ganador “machista contemporáneo” y comportarse de manera absolutamente funcional a las reglas del sistema dominante.
Es la que se cree viva porque “se encama con un chabón con novia, que seguro ella es fea y no sabe cogérselo bien”.
Es la que pensó que ser feminista era copiar todos los patrones de maltrato masculinos y arrastrarlos, asimilarlos y replicarlos y va por la vida dañando seres humanos del sexo opuesto creyéndose, en serio, que eso era ser feminista.
Es esa que hace uso de “estar incluida en el parámetro de belleza cultural-socia” para recordarle al resto de sus congéneres que ella gana porque está más buena, es más perra, tiene el mejor lomo o demás epítetos de mujer-objeto deleznables.
Esa que cuando tiene un hijo se le olvida educarlo respecto al valor de la otredad femenina y lo incita a que tenga muchas novias, o que cuando el mismo llora le dice “no seas puto” o “maricón”.
Es la que boya entre ser la femme fatal (sometiéndose a horas de depilación, maquillaje, compra de ropa interior erótica) y la ama de casa obediente (que lo sirve y lo atiende) y la nena inocente bebita (que habla como una oligofrénica lobotomizada inventando 5 mil tipos distintos de diminutivos pelotudos) para seducir a un chabón, el cual claramente no tiene más que esperar a que la mujer-esquizoide cambie entre sus personalidades internas para tener todas sus necesidades cubiertas.
Esa que hace que pertenecer al sistema dominante masculino sea tan fácil, que no agudiza una sola contradicción al hombre que tiene al lado, y se encarga de alabarlo lo suficiente para recrear le ese enorme ego machote
Esa que reproduce el sistema o, sin saber que efectivamente lo está reproduciendo, o, creyendo que no lo reproduce porque ella es distinta, la tiene clara, entendió todo y nos ganó a todas las demás por pilla y astuta.
Esa que se siente progre y que se camufla debajo de un discurso sociorevolufeminanarcocomunista y que puertas para adentro, Messenger para adentro, facebook para adentro y twitter para adentro no se olvida de caer en un solo lugar común del machismo burdo.
Yo entiendo que el sistema patriarcal dominante está tan bien montado que las mismas mujeres lo reproducimos casi sin advertirlo. Comprendo que la madre educa a su hijo y el sistema "adoctrina a esa madre" para que lo eduque de la misma manera machista con la que fue educada ella y con la que siguen comportándose todas las instituciones.
Pienso, recapacito y recuerdo que no podemos culpar a las mujeres porque reproducen aquello que no siempre pueden ver que están reproduciendo. Sería tan ridículo como enojarse con los pobres por no hacer la revolución contra un sistema capitalista mundial que los oprime (cuando ni siquiera advierten que están siendo oprimidos por el capitalismo).
Me debato entre dos actitudes disímiles y completamente contradictoras: la de querer matarlas por cualquier método habilitado y la de justificarlas con todas las herramientas que encuentro.
Los disques pseudos progres son asquerosos. Los disques pseudos progres machistas son inmundos. Las disques seudo progres machistas mujeres son incluso peores.
“Habrá que armarse de valor, armarse de paciencia o armarse con escopetas” y las dos primeras opciones están en franca extinción.


Cuando iniciemos la revolución, no me vengan a querer convencer por ser del mismo género eh... van a tener que innovar porque esa variable se les ha denegado.