7 abr. 2011

Cuarto -y vuelvo a volver a esperar que sea el último- Post de Ira Feminista. Ira con jerarquía constitucional

Una acumulación de historias me ha inspirado: muchos llamados de amigas que dicen “Magui, estoy re mal. No sabés la que se mandó €¬@#/&()#. No puedo más” (Protegemos el nombre del pelotudo, no para proteger al pelotudo, sino a la amiga que nos contó la anécdota). Les hago un llamado a la interpretación de sucesos y un llamado a la toma colectiva de armas para hacer justicia. La BAEL (Boludas Autoconvocadas en Lucha), una vez más, prestará sus servicios de organización para la Revuelta femenina que deberíamos empezar a armar...


¿Viste la cresta de la ola? Bueno, un día no sé cómo ni por qué te vas a caer de ahí, o te van a bajar. Y entonces te vas a arrepentir de las barrabasadas que te mandaste cuando estabas allá arriba y te creías la última coca cola en el desierto.


1. Vos te arrepentirás de esa noche en la que le dijiste a tu ex que la extrañabas y querías estar con ella (y dos segundos después les mandaste el mismo mensaje a dos mujeres más, para ver cuál picaba antes). Pero ya no lamentarás que ella se haya enterado (eso fue en tu faceta “Pibe Pirata”) te arrepentirás de haberlo hecho.
2. Aquel otro se arrepentirá de cuando la dejó plantada, por quedarse con el séquito de damiselas admiradas por su “encanto de señor que doma grandes olas”.
3. Y vos te vas a arrepentir de cuando le dijiste riéndote a carcajadas a “tu chica” lo lindo que había sido estar con otra mina la semana anterior porque te “pintó”.
4. Vos sabés que te vas a arrepentir de la vez en la que la pobre mina angustiada casi llora en el bar y vos le dijiste que no lo haga, pero no por lo mal que ella podría sentirse, sino “porque a vos te conocen todos y no da hacer un show y hacerte quedar mal”.
5. Aquel que se quiere ir por allá! Sí vos, el que tiene cara de inocentón, te vas a arrepentir de aquella noche en la que después de tener sexo con esa dama le dijiste que era horrible desnuda y que parecía un “travesti”, esa también te va a empezar a pesar en algún momento.
6. Ni te cuento de cómo te vas a arrepentir de tener novia y no habérselo blanqueado a tiempo a la otra niña enamorada, dejándola que se entere por comentarios ajenos.
7. Y de cuando terminaste por rechazarla con clara actitud de “soy mucho para ti” porque no llegaba al targget "estético" de las damas con las que habitualmente estás, diciéndole "vos no estás suficientemente buena".
8. Ese de allá, el que se cree hermoso, ese se va a arrepentir de aquella vuelta en la que le dijo a su novia que no hicieran actividades en el mar, porque lo avergonzaba como ella lucía en traje de baño.
9. Y vos te vas a querer matar cuando recuerdes la vez que sostuviste relaciones paralelas perfectamente superpuestas hasta que una de las dos damas se embarazó y te tocó hacer que la otra te deje, porque ni a eso te animaste.

Se van a arrepentir de los no llamados y los no mensajes, de las no respuestas, de las no demostraciones. Porque a nadie le dura tanto tiempo el "éxito malévolo" con el sexo opuesto.


Yo sé que ahora no lo ven, porque están muy ocupados jugando a los jeques árabes con harén, pero ¿Viste la cresta de la ola? Bueno, nadie dura mucho tiempo ahí… y cuando caigas, acá abajo, en el fondo del mar, habemos muchas que queremos decirte algunas cositas...

“Los odio mucho. Los voy a odiar hasta que ustedes puedan odiarlos también y relevarme el puesto” (Gottero, 2010).

(Para mis amigas que soportan a los derrapistas que derrapan y en honor a los derrapistas que en cada derrape confirman mis teorías del maltrato innecesario y el sadismo)